Las mujeres que lloran mucho poseen 5 detalles únicos de su personalidad

137

“Si perteneces al grupo de mujeres que lloran por todo, siéntete afortunada porque de acuerdo a la ciencia estas mujeres tienen estos rasgos de personalidad”

Llorar es una de las cosas que todos hacemos desde el primer momento en que nosotros nacemos bien sea si somos hombres o mujeres, y aunque se cree que es un signo de debilidad puede ser todo lo contrario, ya que al llorar demostramos nuestra vitalidad.

Al nacer, el llanto solo significa vida, significa que hemos superado el obstáculo de llegar al mundo y es que sí, nacer con vida es un milagro y el hecho de que lloremos solo puede entenderse como la realización de un sueño, el logro de una meta.

Muchas personas dicen que no les gusta llorar ya que al hacerlo sienten como que muestran su lado más débil, y quedan vulnerables ante los demás sin saber que al hacerlo solo demuestran la fortaleza que tienen, lo bonito de su personalidad incluso.

No todos lloramos con frecuencia pero si tú eres una mujer que se considera una total llorona, ya que lloras demasiado, entonces es hora de que conozcas algunos aspectos de tu personalidad que quizá desconocías.

Las cualidades buenas de las mujeres que lloran mucho

Cuando las mujeres lloran, respiran más profundo, toman más aire, y además de ello se desahogan en el proceso, demostramos el dolor que nos causa algo y nuestra fortaleza para afrontar las cosas y continuar, de acuerdo con la Asociación Americana de Psicología.

Para muchos el llanto no es más que símbolo de decaimiento, de falta de fortaleza, de debilidad, pero es todo lo opuesto, pero para las mujeres llorar significa mucho más que simplemente un acto de vulnerabilidad, las lágrimas muchas veces demuestran nuestra seguridad y resistencia ante las adversidades.

Puede que llores pero no con tanta frecuencia como puede que lo hagas muchas veces y esto demuestra algunos aspectos interesantes de tu personalidad y te los dejamos a continuación.

Llorar alivia el estrés: El llanto nos ayuda a liberar presiones de las relaciones interpersonales y además de ello de aquellos problemas que puedan estarnos apresando a nivel emocional por lo que es excelente ya que así canalizamos mejor las osas y aprendemos a sobrellevar lo que de una forma u otra nos daña. Al llorar tenemos la habilidad de desprendernos de lo que nos hiere y al hacerlo el estado de ánimo mejora y te sentirás más relajada.

Demuestra que no te afecta la opinión ajena: Muchos somos los que nos preocupamos por lo que los demás digan, opinen o piensen de nosotros ya que siempre queremos encajar, pero al llorar demostramos que no tememos a esto, no nos importa que nos vean llorando, esto demuestra que tus emociones están primero y aunque alguien que esté a tu lado se sienta incómodo, no te importa, solo necesitas desahogarte.

No te molestan tus sentimientos: Son variados los motivos por los que podemos llorar, puede ser de felicidad, de tristeza o simplemente por las hormonas, lo importante es que aceptemos lo que sentimos y enfrentemos estas emociones, no luchemos contra esto ya que a la larga puede ser perjudicial para nosotros.

Llorar te hace mejor amigo: Al llorar demuestras sensibilidad y empatía por lo que te abres a los demás en los peores momentos, es más puede que la situación del otro te afecte más a ti y esto fortalece relaciones e incluso te ayuda a ver quiénes son tus verdaderos amigos o no.

El llanto y la enfermedad psicológica: Es importante que sepas que, si lloras demasiado, esto puede no ser normal, y es mejor acudir a un terapeuta, es saludable llorar de vez en cuando, pero si denotas algo más que eso, como ansiedad o depresión latente es hora de estar atentos y abordar este problema.

¿Y tú, eres de las mujeres que siempre lloran?

Fuente: Ignis Natura