La ciencia reveló la forma correcta de estimular a una mujer para que llegue al orgasmo

156

Sería conveniente que existiera una fórmula única e infalible para que todas las mujeres consigan un orgasmo. Lamentablemente, nada en este mundo funciona así. Aun así, existen algunas técnicas que nos ayudan a ir por un buen camino. ¿Lo mejor de todo? Están sustentadas en un estudio y en la experiencia de mujeres reales. (Dato curioso: esta otra actividad es la que las mujeres prefieren sobre tener sexo).

La sexualidad femenina se ha mantenido oculta bajo un velo de misterio. Entre tabús, prejuicios y falta de estudios científicos, hay mucho que se desconoce de la anatomía de las mujeres y su funcionamiento. Por ejemplo, ¿tú sabes lo enorme que es el clítoris en realidad?

Una investigación encontró que este órgano no sólo es importante para los orgasmos, también para una relación sexual placentera en general.

OMGYes es un grupo compuesto por sexólogos, educadores y demás expertos enfocados en encontrar y difundir información real sobre la sexualidad de las mujeres. Esta organización apoyó un estudio que encuestó a 1,055 mujeres entre los 18 y 94 años para conocer más sobre sus preferencias en la intimidad.

El resultado más trascendente fue el referente a la estimulación del clítoris. Apenas un 18.4 % de las participantes contestaron que la penetración era suficiente para llegar a un orgasmo. La mayoría, un 36.6 %, aseguraron que la interacción con el clítoris era necesaria para alcanzar el clímax. Otro 36 % explicó que, aunque estimular al clítoris no era esencial para tener un orgasmo, sí provocaba que el sexo fuera más placentero. Es decir, un poco más del 70 % de las féminas que participaron están de acuerdo en que el sexo es mejor cuando el clítoris está invitado.

¿Y cuál es la mejor manera de consentir al clítoris? En general, la mayoría de las mujeres (66.6 %) prefieren que su clítoris sea tocado de manera directa, con movimientos que van de arriba a abajo (63.7 %). En cuanto a la presión, casi hay un empate entre un nivel medio y uno ligero, casi como el roce de una pluma. La opción menos votada fue la más fuerte (10.7 %). Ser constante, mantener el ritmo y, de vez en cuando, evitar la zona para causar anticipación son bien recibidas.

Las preferencias en cuanto a movimientos, fuerza y otros detalles dependen de cada quien, por lo que la comunicación con la pareja es ESENCIAL (también lo es para evitar infidelidades). Una conversación abierta y sincera será la mejor manera de conocer cómo darle a esa persona la mejor noche… O mañana, o tarde.

Fuente : Vix Salud