Mateo Garrido Lecca va a terapia por insultos que recibe en redes (VIDEO)

81

Mateo Garrido Lecca concluyó que al menos su “joda es ser aburrido”, pues no es “narco, corrupto o ratero” y que sí le ha llegado a afectar los malos comentarios e insultos que recibe a diario.

Desde que varios usuarios ‘trolean’ a Mateo Garrido Lecca con comentarios irónicos por sus unipersonales, el comediante fue entrevistado por el canal de Henry Spencer para saber cómo se sentía en estos casos y confesó que va a terapia, pues a veces no entiende tanto odio hacia él “si solo pude hacer un mal chiste”.

Mateo Garrido Lecca contó que “muchas veces” cuando salió a un escenario “me han insultado, me han apagado una luz, me han abucheado y pifiado”.

Según Mateo Garrido Lecca, él no publica esos videos, sin embargo, en ese entonces era desconocido por el público, por lo que no llamaba la atención.

Pero cuando comenzó a subir videos y se hizo conocido comenzaron los ataques: “De verdad, que los memes creativos me dan risa, sí. Pero sí llega a un punto en el que ya demasiado maleteo, a veces por nada, esos son los que a mi me molestan”, dijo Mateo Garrido Lecca.

Mateo Garrido Lecca recordó que en un show en Trujillo no le gustó que en los comentarios un usuario dijo que lo hicieran “mier..”, llegando a cuestionarse por qué tanto odio.

“Yo considero que ya soy un meme, o sea, sacan memes sobre mí todo el tiempo. Es más, soy un chiste fácil. Si alguien quiere ‘likes’ dice ‘Mateo aburrido’ y tiene ‘likes’, es como decir ‘Toledo Borracho'”, indicó Mateo Garrido Lecca.

Mateo Garrido Lecca recordó que todo habría iniciado en la radio (Studio 92) cuando se “tergiversó un tema”. En 2018, el también locutor de radio lanzó la pregunta: “¿A quién quemarías?”. Días antes Eyvi Liset Ágreda Marchena (22) fue quemada-posteriormente, falleció-por su acosador en un bus rumbo a Miraflores.

“Tuve la negligencia de no estar informado sobre el caso de Eyvi Ágreda y no relacioné (el programa de radio) con ese tema. Nunca me burlé de ella. Un oyente lo sacó de contexto”, contó Mateo Garrido Lecca.

Mateo Garrido Lecca agregó que se formó una “bola de nieve” sobre este tema. Incluso, Studio 92 salió a pedir disculpas.

“Me empezaron a tildar ya de imbécil, ya con odio… no sé si odio, pero ‘este es un huevón, hay que joderlo’. Al final, Beto (Ortiz) sacó el audio, lo editó”, recordó Mateo Garrido Lecca.

“Creo que hay muchas vertientes por las que tienes que tomarlo. Número uno, entender que a la gente le gusta joder. Dos, que la gente no es que le gusta joderme a mí. Creo que el tiempo que le dedican a comentar son tres segundos, fui relevante por tres segundos, entonces yo no lo tomo como un tema personal. El ataque desmedido, ya sin sentido, trato de ignorarlo, sí me bajonea por momento, hay días buenos y días malos”, agregó Mateo Garrido Lecca.

Mateo Garrido Lecca dijo que nunca buscó “ser influencer” porque fue “algo que apareció después”. Sin embargo, descartó, desaparecer de las redes sociales-como muchos amigos le han pedido para que no lo insulten-, ya que sirven para que el público vaya a su show.

“Lleno mis shows. Pero considero que mi producto escénico es mucho mejor que mi producto audiovisual”, mencionó Mateo Garrido Lecca, quien agregó que también van aquellos que lo ‘trolean’ en redes sociales.

Para Mateo Garrido Lecca, los ‘troles’ lanzan un chiste, pero a veces “no se dan cuenta lo que pueden estar dañando. Te sumas para el cargamontón”.

Mateo Garrido Lecca confirmó que está terapia desde “hace tres meses”, considerando que “uno de los episodios (con la gente que lo ataca en redes sociales) lo llevó a ir al psicólogo”.

“Sí me afecta, pero me lo he bancado como un año. Me he callado, pero apenas respondo un comentario, todos piensan que me he picado”, comentó Mateo Garrido Lecca.

“La gente no tiene idea de los miles de insultos que yo recibo a diario. Me imagino que siguen viendo que te va bien, siguen viendo que sigues llenando, siguen viendo que estás feliz, pero no se dan cuenta, no te conocen”, agregó Mateo Garrido Lecca.

En terapia, Mateo Garrido Lecca pensó: “qué les he hecho, porque lo peor que les pude hacer fue un mal chiste”.

“Llegué a entender que mi chamba es para mí. Yo soy feliz haciendo lo que hago. Mi chamba es para la gente que me importa, o sea, mi familia y mis amigos. También para que la gente que le guste y me sigue. Para los que no, no, y no pasa nada. Y qué chévere que mi joda sea ser aburrido: no me dicen corrupto, ni choro, narco o acosador. El efecto que tengo es ser aburrido y compruebo en cada función que no es así”, concluyó Mateo Garrido Lecca.

MIRA LA ENTREVISTA

Fuente : El Trome