VMT: Municipalidad clausura definitivamente prostíbulo “La Nené 2” (FOTOS)

206

Establecimiento no contaba con licencia y certificado de Defensa Civil falsos. Funcionarios de la comuna de Villa María del Triunfo encontraron, además, que el local operaba en condiciones insalubres.

Personal de Fiscalización y Seguridad Ciudadana de la Municipalidad de Villa María del Triunfo (VMT) y efectivos de la Policía Nacional, intervinieron este sábado el conocido prostíbulo “La Nené 2”, que operaba en su distrito en la Tablada de Lurín.

El operativo de clausura definitiva del establecimiento se ejecutó en razón de que este representaba “un riesgo para la salud de quienes hacían uso del servicio”.

Durante la inspección previa a la clausura del local, los representantes de la comuna de VMT verificaron que los enseres del establecimiento se encontraban en pésimas condiciones.

En efecto, las autoridades constataron que en “La Nené 2”, las sábanas y colchones se encontraban en un estado insalubre.

Otro aspecto tomado en consideración por las autoridades para el cierre definitivo de “La Nené 2” fue el hecho de que el establecimiento no contaba ni con licencia de funcionamiento ni con certificado de Defensa Civil.

Dicha situación irregular fue comprobada por los funcionarios del municipio de Villa María del Triunfo luego de verificar que los representantes del establecimiento prostibulario presentaron permisos falsos durante la inspección.

Por su parte, el alcalde del distrito de Villa María del Triunfo, Eloy Chávez, fue tajante y afirmó que “la recuperación del principio de autoridad” en la comuna es “prioridad” para su gestión.

El operativo de clausura del burdel concluyó con el tapiado de los ingresos al establecimiento.

En el Perú, cabe resaltar, la prostitución adulta es legal tanto para varones como para mujeres a partir de los 18 años, siempre que se registren con las autoridades municipales y lleven un certificado de salud.

Sin embargo, el capítulo X del Código Penal Peruano, dedicado a la figura del Proxenetismo, establece penas privativas de la libertad para las personas que favorezcan la prostitución, con el agravante si la víctima es menor de edad.

Las leyes vigentes también condenan a las personas que, “mediante una prestación económica o ventaja de cualquier naturaleza”, se aprovechan de un menor de edad “de catorce y menor de dieciocho años”.

En el mismo sentido, el Código Penal establece sanciones efectivas para las personas halladas culpables de rufianismo —aquellos que “explotan la ganancia obtenida por una persona que ejerce la prostitución”— y de proxenetismo —aquellos que “comprometen, seducen o sustraen a una persona para entregarla a otro con el objeto de tener acceso carnal”—.

Fuente : La República