Un sacerdote abusó y contagió a más de 30 niños con VIH y NO fue a prisión…

0
491

Hoy os traemos una noticia que ha originado todo un revuelo durante las últimas semanas, especialmente en el pueblo mexicano, donde más repercusión ha tenido. De acuerdo a varios medios de comunicación, como La Vanguardia o Publimetro, un sacerdote cuyo nombre es José Ataulfo García, confesó el pasado año 2016 haber abusado de manera exagerada de al menos 30 infantes (entre niñas y niños) en una comunidad indígena de Oaxaca. Sin embargo, lo que más ha llamado la atención de los internautas es que, más recientemente, el hombre habría sido absuelto de sus delitos por la Arquidiócesis Primada de México, máxima autoridad religiosa del país.

Asimismo, según el colectivo global de hackers “Anonymous”, de donde se filtró inicialmente la información, el sacerdote portaba el virus de inmunodeficiencia humana, más conocido como VIH o sida, y sus víctimas tenían entre 5 y 10 años de edad, lo que hace que sus abusos sean mucho más graves a efectos legales. Obviamente, no es el primer caso que se ha denunciado frente a la Iglesia Católica Mexicana por pederastia y otros asuntos turbios, pero como casi siempre suele ocurrir, el poder que ostenta la organización eclesiástica provoca que se acabe mirando hacia otro lado.

A raíz de este asunto, ni siquiera el Estado de México o alguna institución defensora de los derechos infantiles se ha pronunciado sobre la absolución del sacerdote, seguramente debido a la gran influencia que la iglesia tiene sobre las zonas indígenas del país. Por si fuera poco, la Arquidiócesis también disfruta de un gran poder en las instituciones gubernamentales, y de la enorme cantidad de víctimas de pederastia que ha habido, apenas un par se atrevieron a dar la cara y hablar sobre ello oficialmente.

Del mismo modo, los internautas han expresado su opinión diciendo es probable que la Iglesia mexicana se encuentre tremendamente saturada de casos similares, por lo que este no deja de ser “uno más” que quedará impune, desgraciadamente. Sin embargo, ha habido ocasiones en las que se hizo justicia, como en 2007 con Carlos López Valdez, otros sacerdote que fue detenido tras haber abusado de un menor hacía 20 años, siendo detenido y mandado a prisión en el Reclusorio Preventivo Varonil Oriente.

Conforme a lo recopilado sobre el caso, López Valdez fue denunciado por pederastia hace 11 años por un joven llamado Jesús Romero, quien estuvo sufriendo su abuso durante 4 años (había sido monaguillo en su casa de Cuernavaca y, después, párroco en la Parroquia de San Agustín de las Cuevas, en Tlalpan). Cuando todo esto salió a la luz, el Tribunal Eclesiástico de la Arquidiócesis Primada de México pidió iniciar el juicio correspondiente en su contra. Y la lista de miembros de la iglesia mexicana acusados está lejos de acabar…

Otro caso que también se hizo muy sonado en los medios fue el de Carlos Franco Pérez Méndez, un vicario pastoral de la Catedral de Oaxaca, que incluso siendo juzgado por el catequista Lenin Moisés López Jiménez y su familia , se atrevió a desmentir todos sus delitos. El chico se presentó con su familia para hablar con la máxima autoridad de la institución, diciendo que el Padre Carlos lo había violado, a lo que el presbítero afirmó ser inocente de todas las infamias arremetidas contra su persona.

Volviendo al caso de José Ataulfo García, ¿qué ha hecho la Iglesia al respecto? Por supuesto, ha negado que este sacerdote haya pertenecido en algún momento a esa congregación eclesiástica, y por consiguiente, no ha podido sido absuelto de sus “delitos”, de acuerdo a los medios nacionales más recientes. Otro medio inglés, “catholicnewsagency”, además de La Arquidiócesis de México, han puesto en duda todo este asunto, diciendo que “en las Diócesis que conforman la provincia de Oaxaca no existe el registro de ese ministro”. Según se dice, la madre de una de sus víctimas pretendió mandar el caso al Vaticano, pero se lavó las manos y lo relegó a la institución mexicana.

Las numerosas denuncias contra miembros de la Iglesia Católica mexicana por delitos de pederastia ya han salido a luz por asociaciones civiles y muchos padres de familia, pero las autoridades siguen sin intervenir, y los responsables siguen obrando a su manera. Con este artículo no pretendemos ofender a todos los creyentes de la Iglesia Católica, porque pensamos que es una institución que ha realizado numerosas obras sociales y otras cosas buenas, pero casos como este manchan su imagen sobremanera. ¿Qué piensas al respecto? ¡Deja tu opinión en los comentarios!

Fuente : PARA LOS CURIOSOS