¿Por qué Chile es el país que más rechaza al Papa Francisco en Latinoamérica?

0
314

El Caso Karadima, que involucra abusos sexuales de feligreses y exsacerdotes, marca un hito en aprobación de la Iglesia católica

El Papa Francisco arribó esta tarde a Chile para cumplir una visita protocolar de tres días en Santiago, Temuco e Iquique. El líder de la Iglesia católica llega al país sureño en medio de protestas de grupos laicos e indígenas.

Una encuesta de Latinobarómetro reveló la fuerte caída de la aprobación de Francisco en Chile. Según el sondeo realizado en 18 países de Latinoamérica, el país mapuche es el que peor valora al Santo Padre, con un puntaje de 5.3 (en escala del 1 al 10).

“Chile destaca por la fuerte caída del catolicismo y el fuerte aumento de los que no declaran tener ninguna religión, son agnósticos o ateos. Es un caso de secularización acelerada”, asegura la encuestadora.

La confianza en la Iglesia que existe en dicho país actualmente es de 36 puntos (de 100 posibles). Una abrupta caída se registró con el caso Karadima entre 2010 y 2011, el cual es paradigmático para explicar la caída del catolicismo en Chile. En el lapso de un año, los votos a favor de la Iglesia pasaron de 61 a 38.

El caso Karadima

El escándalo que originó el rechazo popular de los chilenos fue contra el sacerdote Fernando Karadima. Fue acusado de haber cometido abusos sexuales contra menores de edad mientras ejercía como párroco en la iglesia El Bosque (Santiago).

En enero de 2011 la Santa Sede sentenció a Karadima como culpable de abusos sexuales violentos a menores, por lo que le prohibieron ejercer el ministerio y fue conminado a una vida de retiro en oración y penitencia.

Cinco meses después la misma instancia eclesiástica confirmó el fallo, pero se retiraron los casos de pedofilia en su contra. En el fuero penal, la justicia chilena ordenó el sobreseimiento del caso en noviembre de 2011 tras denuncias que comenzaron con anterioridad al 2005.

El papado de Francisco significó un ligero repunte de la confianza en la Iglesia católica en Chile. De 2011 al 2013 (año en que Bergoglio asumió) estas cifran subieron seis puntos. El 2015 la misma encuesta muestra que la confianza volvió a decaer.

Fuente : Diario Correo