Inundaciones, erupciones volcánicas, terremotos, e incluso bolas de fuego en los cielos; ¿qué está pasando?

0
169

Antes de comenzar a leer el artículo, queremos informarte de que vamos a debatir una cuestión que está siendo muy popular últimamente en todo tipo de medios de Internet, teniendo en cuenta los acontecimientos más recientes. Sin embargo, ello no quiere decir que todas las teorías propuestas a continuación sean ciertas; algunas conjeturas podrían haber sido proyectadas por determinadas personas que no se han basado en fundamentos científicos. No obstante, también discutiremos sobre qué piensan los investigadores más expertos en la materia.

Como bien sabrás, hace apenas un día del gran sismo que sacudió un gran parte de la costa de Alaska, con su consecuente alerta de tsunami que ya fue desestimada por el centro de detección pertinente. Tuvo una magnitud de 7.8 (aunque en una zona se percibió de 8.2) y su epicentro estuvo localizado al sureste de Chiniak, sacudiendo el lugar sobre las 12.30 hora local. Mientras muchísimas personas prestaban atención al movimiento de las aguas costeras, se originó otro enorme terremoto de magnitud 7.9 en la isla hawaiana de Honokaa, dando lugar a numerosas suposiciones al respecto. ¡Pero si crees que esto es todo, te equivocas!

Mucha gente se ha preguntado por la existencia de una conexión entre todos estos sismos de los últimos días y el fin del mundo tal como lo imaginamos. Y es que una cadena de catástrofes tan serias en un periodo de tiempo tan escaso no ha dejado indiferente a nadie… Pero, por si fuera poco, hubo otro temblor en la costa de Indonesia, el cual provocó algunos heridos en su capital, Yakarta. A varios miles de kilómetros del lugar, en Japón, los habitantes también se estremecieron al ser testigos de una avalancha proveniente del monte Kusatsu-Shirane, al noroeste del país.

Esta última desgracia dejó tres muertos y numerosos heridos, y un testigo afirmó que la nube de humo propiciada por la avalancha pintó de negro el cielo. ¿Es todo? Resulta que no, porque, en Filipinas, más de 56.000 personas tuvieron que evacuar sus localidades después de que el volcán Mayón comenzara a escupir cenizas y lava volcánicas. Aquellos que pudieron grabar el suceso mostraron un gran pánico entre los habitantes, ya que las residencias más cercanas al lugar afectado quedaron totalmente cubiertas polvo y brasas de color grisáceo. Si quieres conocer otras hecatombes recientes, avanza con nosotros…

Con todo lo que acaecido en las últimas semanas, hay dos volcanes más en Indonesia que amenazan con una posible erupción desde hace varios meses, el Monte Agung y el Monte Sinabung. Pero, dejando a un lado los volcanes, hubo otra serie de misteriosos fenómenos que llamaron mucho la atención de los internautas; estamos hablando de unas supuestas bolas de fuego vistas en el cielo que sembraron el pánico en varias ciudades, una de las cuales incluso llegando a caer en forma de meteorito en Michigan, transformando la noche en día. ¿Qué es lo que ocurre? ¿A qué se debe esta incesante sucesión de devastaciones naturales?


Por más que a muchos fanáticos de la ciencia ficción les dé por pensar en un posible día del juicio final, los científicos han querido brindar otra posible respuesta. De acuerdo a expertos de la Universidad Estatal de Oregón, la zona que comprende a los países de Indonesia, Japón, Alaska y Hawai suele denominarse “Anillo de Fuego del Pacífico”, una cadena potencialmente peligrosa de placas tectónicas en zozobra y volcanes activos. Además, una sucesión de terremotos tan seguidos no es tan extraña si pensamos que dicha región contiene la mayoría de zonas de subducción de la Tierra, las cuales se mueven bruscamente sobre otras, dando lugar a temblores y al flujo de magma. ¡Pero no todos han aceptado esta premisa! Creen que hay algo más…

Como suele ocurrir en estos casos, los teóricos de la conspiración no tardaron en aparecer, saliendo hasta de debajo de las piedras para aportar lo que ellos llaman “datos fehacientes”. Un entendido en profecías bíblicas llamado Mathieu Jean-Marc Joseph Rodrigue se basó en los pasajes del “Libro de las Revelaciones”, también conocido como “Apocalipsis de San Juan” para establecer que, habiéndose basado en sus números y una serie de cálculos, el fin de los días tendría lugar el próximo 24 de junio de 2018. Lamentablemente, no aportó datos sobre cómo llegó a dicha conclusión, ni pudo descifrar cómo sucederá, pero hubo quienes lo apoyaron en su teoría (se cree que tiene que ver con una gran batalla entre “el Cielo, el Infierno y el Hijo de Dios, que ocurrirá 42 meses antes del Juicio).

Si bien una gran parte de los internautas desestimaron la propuesta de Rodrigue, hubo otras aportaciones mucho más disparatadas, como la que afirma que Nibiru, o Planeta X, sigue acercándose rápidamente a nuestro planeta, a pesar de que la NASA ya dijo en su momento que no existe ningún sistema planetario, galaxia, supernova o cúmulo que reúna esas condiciones y que presente una amenaza para la Tierra, al menos durante los próximos millones de años. No cabe duda de que hay todo tipo de teorías conspiranoicas que tratan de explicar lo sucedido estas últimas semanas, pero dejado a un lado la razón que postule cada uno, no podemos negar que los incidentes naturales o climatológicos acaecidos recientemente podrían conllevar un gran daño para nuestro planeta, quizás irreparable.

Fuente : PARA LOS CURIOSOS