Esta chica fue acusada por no seguir un código de vestimenta apropiado, así que reaccionó de esta forma

0
89

Hemos visto un montón de denuncias impresionantes acerca del sexismo detrás de los códigos de vestimenta que las mujeres debemos usar en la escuela pero, ¿qué sucede cuando ni siquiera nos habíamos percatado de que en un trabajo también se maneja uno? Tal vez no exista, y sólo se trate de la gran molestia que le causa a tu jefe la forma en la que te vistes. Como adultos no deberíamos sufrir por tener que vestir “profesionalmente”.

Afortunadamente June J. Rivas tuvo la fuerza suficiente para tomar venganza luego de que su jefa le dijera que usar un pañuelo en la cabeza no era una vestimenta razonable y profesional para horas de trabajo.

“A mi jefa no le gustaba que llevara el pelo en una cola de caballo. Ni que me pusiera un pañuelo, porque le parecía poco profesional. Así que interpuse una declaración por acoso en contra de ella, ya que en nuestro contrato no se dicta un código de vestimenta, sólo dice que tenemos que llevar ropa limpia y planchada”.

Luego de interponer la denuncia por acoso, su jefa propuso un nuevo código de vestimenta en donde no se podía usar ninguna de las cosas anteriores, y muchas cosas nuevas, incluyendo las sandalias, los sombreros, escotes, tirantes y por supuesto pañuelos en la cabeza. Sin embargo la mujer nunca se percató de que June podía ser extremadamente creativa, así que usó un cosplay distinto cada día luego de informar a la Comisión de Igualdad de Oportunidades en el trabajo acerca de su gruñona jefa. Es una venganza demasiado divertida.

1. Este es el atuendo “poco apropiado”

Aunque en realidad luce demasiado profesional, tal vez su jefa sólo buscaba molestarla

2. Esta es la denuncia que June puso por acoso

3. Pero antes se divirtió vistiendo como superheroína

4. Y usando divertidos cosplays

5. El nuevo código no mencionaba nada sobre usar pelucas o lentes de contacto

6. Ni vestir como en Star Trek

7. Lo sorprendente es que se vengó de una forma divertida y original

8. Así que ya saben, olviden los tontos códigos de vestimenta

Fuente : OKCHICAS