El HomePod, más allá de lo superficial

0
12

El HomePod es más torpe que otros altavoces inteligentes de la competencia, pero su estrategia y concepto es superior a cualquier otro producto de su categoría.

El HomePod ya conquista los establecimientos y hogares de Estados Unidos. El nuevo altavoz made in Cupertino llegó a los estantes el pasado viernes; y como en otras muchas ocasiones, su lanzamiento estuvo acompañado de múltiples análisis y opiniones por parte de la prensa especializada.

El veredicto fue relativamente uniforme entre todos los que tuvieron acceso anticipado al producto: está muy bien construído, es sencillo de usar y suena muchísimo mejor que altavoces de precio similar. Incluso el fundador y ex-CEO de Sonos reconoció el excelente trabajo de Apple a través de su cuenta de Twitter.

La mayor parte de los análisis y primeras impresiones también parecen coincidir en la notoria inferioridad de Siri respecto a otros asistentes virtuales como Google Assistant o Amazon Alexa. Diversos tests realizados a lo largo de la última semana demuestran cómo el producto de Apple tiende a equivocarse y ofrecer menos respuestas que los de la competencia, cuyos algoritmos parecen ser algo más avanzados que los elaborados en Cupertino. Nada nuevo.

Más allá de lo aparente

Detrás de ese acertado, generalizado y superficial juicio, se esconden muchos matices y detalles que afectan notablemente al enfoque y la concepción del HomePod. Todos ellos son pequeños detalles que, una vez situado en el mercado, influyen notablemente en el performance de este equipo y la viabilidad futura dentro de su segmento. En breves puntos:

El foco no es la inteligencia. El HomePod es un magnífico altavoz con una pizca de inteligencia. La mayor parte del trabajo detrás de este producto se ha centrado en la calidad de sonido y su sencillez de uso. Apple lo reconoce y la experiencia del altavoz lo demuestra. Ni los productos de Google ni los de Amazon logran un sonido tan rico.

En algún momento pivotará hacia algo más, y la base del HomePod será mucho más sólida. No es ningún secreto que, tarde o temprano, el HomePod será mucho más inteligente con la ayuda de Siri. Las actualizaciones de firmware irán llegando y el mayor punto débil del HomePod se irá diluyendo con ellas. La situación contrasta con la de sus rivales, cuya clara inferioridad en el campo acústico no podrá solventarse con una simple actualización. A medio plazo, el HomePod parece ser una inversión mucho más sensata y robusta.

El HomePod es muy superior en lo que el público más demanda. Un estudio realizado por NPR y Edison Research asegura que la reproducción de música es, con diferencia, lo más demandado a los altavoces inteligentes. Ese es el punto más fuerte del HomePod, casualmente.

Canalizador de nuevos suscriptores. El mismo estudio elaborado por NPR y Edison Research asegura que un 28% de los encuestados ha contratado un servicio de música en streaming después de comprar su altavoz inteligente. En el caso de Apple, esto puede ser muy útil para canalizar nuevos suscriptores hacia Apple Music.

Fuente : HIPERTEXTUAL

Más información en : www.rockstore.pe