11 veces en las que los productos chinos lograron engañar al consumidor

0
248

La verdad es que China se podría calificar como la fábrica del mundo. Este gran país asiático es bueno haciendo cosas que van desde zapatos hasta teléfonos celulares, vestimenta, computadoras y juguetes. Vale la pena destacar que gracias a la creación de millones de productos, en el año 2015, China creó su Plan Nacional hasta el año 2025, volviéndose la segunda economía más grande del mundo entero, estando mucho más preparada para ascender en la cadena de valor y convertirse en una gran potencia industrializada mundial. Como ya sabemos, la calidad de estos productos no casi siempre es la adecuada, y constantemente somos testigos de los malos materiales que se emplean para hacer ciertas cosas. En este artículo no vamos a generalizar, ya que tenemos miles de ejemplos de productos chinos que han pasado el test de calidad, incluso se han posicionado por encima de los artículos originales provenientes de los Estados Unidos o Japón. A continuación, verás algunos productos asiáticos que en algún momento llegaron a engañar a muchos clientes…

1. Podemos catalogar este error como una falla técnica… ¡Una pequeña imperfección!

2. La marca de pantuflas casi original… ¡Claro está que el precio es mucho más accesible que unas crocs originales!

3. Para los amantes de los perfumes… ¡Te traemos la versión barata de Armani!

4. A veces los fabricantes hacen unos trucos para disminuir notablemente los costos de producción…

5. ¿Estás interesado en una consola de bajo coste? Bueno, aquí te traemos al Xbox chino!

6. Otra imperfección algo notable que podría ser catastrófica en un examen de matemáticas…

7. Te traemos a la medalla sin duda alguna hecha en el gigante asiático…

8. Te presentamos al nuevo PSP pero la imitación china más recomendana por los expertos…

9. Algunos componentes no parecen ser del todo reales…

10. Un cuchillo marca “Royal” que se rompió al primer uso… ¡Qué vergüenza!



11. Te presentamos a Windows pero en china… ¡Casi se parecen!

Fuente : PARA LOS CURIOSOS